Estilo de vida

Las mejores formas de optimizar la salud de tus músculos.

Salud Muscular

Nuestros músculos son vitales para una excelente calidad de vida

Por lo general, cuando hablas de optimizar tus músculos, lo primero que piensas son bíceps, tríceps, o cuádriceps, e incluso abdominales. Y sí, todos estos son músculos, pero en su mayoría son músculos esqueléticos.

Hay tres tipos de músculos en el cuerpo humano: músculos esqueléticos, lisos y cardíacos. Un cuerpo humano desarrollado tiene más de 650 músculos esqueléticos y miles de millones de células musculares lisas. Cada uno de estos músculos tiene una función específica en nuestro cuerpo. Probablemente estés alucinado en este momento. Aún así, sigamos descubriendo cosas interesantes sobre nuestra construcción.

Los músculos esqueléticos están conectados a nuestros huesos a través de tendones y se pueden encontrar en todas partes de nuestro cuerpo, por lo que sus funciones son muchas. Ademas son los responsables del movimiento de nuestro cuerpo, manteniendo la postura y el soporte estructural, etc.

Los músculos lisos se encuentran en nuestros sistemas de órganos, como el aparato digestivo y respiratorio, cardiovascular o el reproductivo, por nombrar algunos. El papel de los músculos en un sistema digestivo es mover los alimentos a lo largo de nuestro tracto digestivo, por ejemplo. O en el caso de un sistema cardiovascular para mantener la circulación.

Y finalmente, los músculos cardíacos solo se pueden encontrar dentro de nuestro corazón y permiten que nuestro corazón lata y bombee sangre a través de nuestro cuerpo.

Todos estos músculos son involuntarios ya que no están controlados con nuestra conciencia.

Como puede ver, los músculos representan un sistema intrincado que es importante para nuestra salud en general. Nos ayudan a movernos, comer, respirar, simplemente nos ayudan a vivir.

Entonces, ¿qué podemos hacer para ayudarlos a funcionar mejor y cómo puede optimizar su salud? ¿Y podemos realmente hacer eso?

La respuesta es sí, podemos ayudar a los músculos de nuestro cuerpo de muchas formas diferentes.
Para saber cómo hacerlo, aqui te traigo las formas principales de optimizar la salud muscular:

Hidratación

¿Cuántas veces ha leído sobre los beneficios de mantenerse hidratado? Esta vez no es diferente: el agua es importante para la salud muscular.

El agua transporta oxígeno a las células musculares y también les proporciona los electrolitos necesarios para su control y fuerza. Cuando bebe suficiente agua, sus músculos trabajan más y con más fuerza, y esto ayuda a desarrollarlos.

Entonces, el agua que bebe evita la contracción de las células musculares, lo que a su vez evita la degradación muscular. La cantidad promedio de agua que debe beber por día generalmente varía de persona a persona, pero una regla no escrita de 8×8 es que todos deben beber ocho vasos de agua de 240 ml.

Dieta

No olvides nunca que ¨¨¨Smos lo que comemos¨, un término acuñado hace siglos que todavía se puede aplicar mucho a todos en la actualidad. Lo que comes afecta la salud de todo tu cuerpo, incluidos los músculos.

Con el tipo de dieta adecuado, puede ayudar a que sus músculos funcionen correctamente. Puede ayudar a sus músculos a recuperar la fuerza y ​​a repararse a sí mismos iniciando una dieta equilibrada que contenga todos los nutrientes necesarios, como vitaminas y minerales, carbohidratos, proteínas y grasas.

Las vitaminas y minerales que se encuentran en los alimentos saludables son vitales para la salud de los músculos. De manera similar, se supone que los carbohidratos le brindan la energía para realizar actividades físicas, ya que promueven la liberación de insulina para que sus músculos construyan tejido nuevo. Los cereales integrales, las verduras y las frutas son fuentes perfectas de carbohidratos.

La proteína es de lo que están compuestos principalmente los músculos, por lo que es natural que deba reponerlos a través de su dieta. Las proteínas se pierden fácilmente durante los entrenamientos, por lo que deben reponerse con regularidad. La proteína se puede encontrar en productos lácteos, huevos, carnes y mariscos, por nombrar algunos.

Grasas Las personas tienen una connotación negativa para la palabra grasa, pero para mantener nuestros músculos sanos necesitamos incorporar grasas insaturadas en nuestra dieta. Son esenciales para la recuperación muscular y los podemos encontrar en aceite de oliva y cacahuete, nueces, aceite de pescado, etc.

Ejercicio:

Hacer ejercicio es muy importante para la salud de nuestros músculos. Es obvio que las personas que hacen ejercicio tienen músculos más fuertes y saludables.

Cualquier tipo de ejercicio le ayudará a desarrollar músculos: correr, trotar, nadar, saltar y otros ejercicios similares. También puede iniciar cualquier programa de entrenamiento que le proporcione al menos 30 minutos de ejercicio.

En caso de que quieras desarrollar tu músculo, usa pesas como mancuernas o máquinas de pesas y por supuesto, bandas de resistencia. Cuando usa pesas y bandas, proporciona resistencia a sus músculos, lo que a su vez crea un cambio físico en el tejido de sus músculos.

Masajes:

Si quieres mantener la salud de tus músculos una buena solución es un masaje. Son muchos los beneficios de recibir un masaje y uno de los principales es estimular un aumento del flujo sanguíneo. La sangre que fluye por nuestro cuerpo transporta muchos nutrientes que son muy importantes para la salud de nuestros músculos. Del mismo modo, el oxígeno también llega a nuestros músculos a través de la sangre.

Existen varios tipos de masajes que pueden ayudar a incrementar el rendimiento de nuestros músculos, también ayudar en su recuperación y disminuir el dolor. Algunos de ellos incluyen masaje de tejido profundo, masaje deportivo y masaje reparador. El propósito de todos estos masajes es mantener los músculos sanos.

Como un masaje regular es bueno para la salud de nuestros músculos, también puede invertir en algunos aparatos y herramientas de masaje para el hogar. Por ejemplo, puede conseguir un buen sillón de masaje y ponerlo como pieza central en su sala de estar, y utilizarlo siempre que sus músculos necesiten relajarse.

Calentamiento y estiramiento:

Nunca debe comenzar un entrenamiento sin primero estirar o calentar. El calentamiento es una parte esencial para mantener los músculos sanos.

Es una excelente manera de preparar sus músculos para cualquier entrenamiento que esté a punto de realizar. Con el calentamiento, está aumentando su frecuencia cardíaca y activando los músculos y de esa manera, está evitando posibles lesiones musculares.

El calentamiento debe durar entre 10 y 20 minutos y debe apuntar a los músculos que usará durante el entrenamiento.

De manera similar, al estirar, permite que sus músculos se vuelvan flexibles y, por lo tanto, reduce las posibilidades de desgarro muscular. Puede realizar ejercicios de estiramiento inmediatamente después del calentamiento y al final del entrenamiento. El estiramiento debe durar de 10 a 15 minutos.

Dormir lo suficiente:

Sus músculos también necesitan tiempo para volver a tejerse y recuperarse después de cada ejercicio de fortalecimiento. Aquí es donde el sueño se vuelve crucial. Si desea que sus músculos se recuperen adecuadamente después de cada estrés que les pone, necesita dormir lo suficiente.

Cuando dormimos, nuestro tejido muscular se está reparando y es por eso que necesitamos al menos 8 horas de sueño tranquilo cada noche.

Además, evite repetir los mismos ejercicios de fortalecimiento día tras día porque sus músculos no tendrán suficiente tiempo para recuperarse y reconstruirse, solo continuarán descomponiéndose.

Aproximadamente 48 horas es lo que sus músculos necesitan para reconstruirse y recuperarse, así que déles tiempo y duerma lo suficiente.

Conclusión:

Mantener sus músculos saludables es crucial para su salud en general. Como puede ver, hay muchas formas de mantener sus músculos fuertes y también de optimizar aún más su salud.

Levantar músculos sanos significa ser más flexible, también músculos más fuertes protegen nuestras articulaciones. Los músculos sanos significan menos grasa corporal y, por lo tanto, menos azúcar en sangre y estrés, más energía, etc.

Puedes transformar todo tu cuerpo y su salud con solo optimizar la salud de tus músculos. Entonces, comience lentamente y luego trabaje para incorporar cada uno de estos consejos en su vida. ¡No te arrepentirás!